Peliculas grabadas en toma única

peliculas

La película rodada en una sola toma Birdman recogió nada menos que 4 premios de la Academia de cine. De sus victorias, sin duda fue bien merecido el premio a la mejor fotografía. Lubezki representó las idas y venidas sobre y tras el escenario en un teatro de la ciudad de Nueva York en ocasiones un tanto claustrofóbicas y expansivas, pero muy habilidosamente empleó un truco empleado frecuentemente: una toma única continua.

Ahora, Birdman, de la misma manera que muchas otras películas que semejan desempeñar a cabo en tiempo real y en un solo disparo, se editó al aparecer tal y como se grabó a lo largo de un periodo de múltiples días. Una película tan compleja (y con un ajuste de tiempo expansiva) jamás podría ser rodada de tal modo. Eso no quiere decir que Lubezki no tuviera éxito, no obstante, se lanzó y editó con gran maestría. Birdman, como es lógico, no es el primero en usar este truco. Ahora se presentan otras 5 películas que asimismo se realizan en tiempo real y con un solo disparo y se rodaron en una toma continua. Son estas:

1 cuerda (1.948)

Con las características de suspense de las películas de Alfred Hitchcock, 2 jóvenes asfixian su viejo compañero de clase con una cuerda y ponen su cuerpo en un baúl. El resto de la película, fue editada para aparecer tal y como una grabación de una una sola toma y se desarrolló en tiempo real, los 2 asesinos eran anfitriones de una cena a la que asistieron la familia y los amigos de sus amigos fallecidos (incluyendo su novia). Es un enorme experimento en el cine (aun así está entre las películas menos preferidas de las películas de Hitchcock), con su magistral técnica acrecenta la tensión palpable que se amontonará durante la película.

2 Código de tiempo (2.000)

El cine experimental de Mike Figgis no es solo una película esencial que cuenta con una parcela de múltiples narrativas, es asimismo una inigualable película de una sola toma.Está editada en 4 cuadrantes que aparecen en pantalla, con las 4 parcelas alineadas juntas en una historia de múltiples narrativas. Si bien la película no es perfecta, es una hazaña técnica que no había sido empleada en una escala tan grande hasta ese momento.

3 El arca rusa (2.002)

Rodada en una toma en el Palacio de Invierno en la ciudad de San Petersburgo, El arca rusa emplea no solo una técnica deslumbrante que examina el esplendor de la historia de un lugar tan histórico. La película representa trescientos años de la actividad en el Palacio de Invierno, con figuras históricas como Pedro el Grande, Nicolás I entretenido en una visita de Estado o la vida rutinaria de los hijos de Nicolás II, además del Leningrado de la Segunda Guerra Mundial.

4 PVC-1 (2.007)

Esta película de Colombia, que se rodó en una toma única, es un thriller intenso en el que una banda violenta rapta a una mujer de clase media y la mantienen como rehén con una bomba de fabricación casera atada a su cuello. Es para morderse las uñas y verdaderamente desgarradora, todavía más extrema por su sola toma y ningún género de limitaciones en cuanto a intensidad.

5 Silent House (2.011)

Una nueva versión de la película uruguaya “La casa muda”, Silent House también emplea el tiempo real, tiene la presunción de la cuerda de Hitchcock y aumenta en concepto de creación de una película impresionantemente horrible y también inquietante. Pese a que su motivo es ser una película de una toma única, del mismo modo que en la cuerda, la película de suspenso protagonizada por Elizabeth Olsen-empieza con un simple allanamiento de morada y, por último, se transforma en una película de terror obseso que te va a dejar de piedra al final…

Kodak quiere recuperar la Super 8 como cámara digital de cine

super 8

Al paso que otras marcas de fotografías están ocupadas anunciando sus últimas y mejores cámaras digitales, Kodak tiene una presentación bastante inusual: se trata de traer de vuelta a la cámara legendaria Super 8 como un producto de película con peculiaridades digitales. “Super ocho tiene cincuenta años de edad” y ciertos realizadores, apasionados y profesionales están dispuestos a hacerla reaparecer pero en versión digital. La tendencia es equivalente a hacer renacer los los discos de vinilo, digamos que se trataría de un “renacimiento analógico”.

Esta nueva cámara tiene mucho trabajo por parte de de Kodak puesto que intenta mantener viva la película como un medio. Una serie de grandes películas recientes de Hollywood fueron grabadas en película Kodak – siendo la más conocida y completa de ellas Star Wars – y 2.016 está presto a ser el año en que el negocio de la película de Kodak se transforme en una compañía rentable.

La nueva cámara Kodak Super 8 combina las peculiaridades tradicionales con la funcionalidad digital. Hay un visor digital de giro de tres con cinco pulgadas para las tomas de encuadre, mas los disparos se guardan en una película Super 8 de Kodak; cada cartucho de película contiene cincuenta pies de película.

En el frente de la cámara es una lente de seis mm Ricoh fijo (o bien, opcionalmente, un fin zoom seis-48mm). Asimismo hay una interfaz de usuario en forma de rueda, que incorpora un medidor de luz, la detección del cartucho, control de exposición, velocidad manual / ajuste de iris, y la carga de la batería mediante un adaptador de pared USB.

El proceso está desarrollado para ser lo menos doloroso posible de principio a fin. En el momento en que haya terminado la exposición de la película (a las nueve, doce, dieciocho, veinticuatro o bien veinticinco frames por segundo), lo manda de vuelta a Kodak, que la procesará, la escaneará, y la convertirá nuevamente tanto en una copia digital como en una película de 8 mm que se puede reproducir en los proyectores.

El coste y la disponibilidad no se han concluido o bien anunciado aún, mas el CEO de Kodak Jeff Clarke dice que las primeras unidades deben llegar en el otoño de dos mil dieciseis con un costo de en torno a 400/700 dólares. El procesamiento y digitalización de un cartucho de película debería valer entre 50 y 75 dólares.

Kodak no tiene la pretensión de que esta nueva cámara Super 8 sea un simple contrato, la compañía ha construido una plan de actuación y el ecosistema que incluye una serie de cámaras de cine, servicios de desarrollo, herramientas de postproducción, y considerablemente mucho más. Si este ecosistema hace ganar tracción, entonces 2.016 va a ser el año en que la cámara Super 8 resucite de su largo letargo.

Participa

Este año Toma Única tiene dos secciones a competición: la ya habitual “Toma Única” y la nueva “Cortometrajes de Creación en Súper8 y 16mm”, cuya diferencia principal radica en que estos cortometrajes pueden estar editados, postproducidos y sonorizados.

Puedes participar en una de las dos secciones o en ambas.

Hoja de inscripción

Sección “Toma Única”:

Se proyectarán trabajos originales en Super 8, montados en cámara, enviados al concurso sin revelar y proyectados al público por primera vez el día de celebración del Festival.

Ver Bases

Sección de Cortometrajes de Creación en Super 8 y 16mm

En esta sección se proyectarán cortometrajes realizados en soporte cinematográfico Super 8 y 16mm, en los que se pueda deducir una propuesta creativa independientemente de su género. Entendiendo ésta como una búsqueda de nuevas formas de lenguaje audiovisual, así como de comunicación con el público.

Presentacion

TOMA ÚNICA, Festival Internacional de Cortometrajes en Súper 8 y 16mm, es un festival de cortos que se celebra anualmente desde 2005 en Madrid.
El Festival hace una propuesta de cine de creación, lúdico y participativo, con dos secciones a concurso, una amplia sección de muestra y diversas actividades paralelas.

Este Festival entiende el cine como experiencia creativa, social, comunicativa, emocional y reflexiva.

Entiendemos la creatividad como la capacidad de crear y trasmitir ideas y emociones, así como el conjunto de experiencias que tienen que ver con la capacidad humana de comunicarse, de crear nuevos significados y sentidos, de crear su propia imagen y la del mundo, así como la capacidad de invención y recreación del lenguaje a través de las imágenes y los sonidos, la comunicación y la percepción. Igualmente entiende que, si se dan las condiciones para ello, el cine puede ser un acontecimiento colectivo, participativo y lúdico.

El Festival entiende que en el soporte cinematográfico de pequeño formato se dan las condiciones para la celebración de un tipo de cine de creación que se está produciendo en la actualidad, así como un redescubrimiento contemporáneo de medios cinematográficos amateur, el Super 8 y el 16mm con sus componentes simbólicos y estéticos específicos.